Oportunidad de voluntariado 4 meses en Brasilito, Costa Rica.

Anuncios

Os copio/pego un mail de Arse Ruiz, un excompañero teleco, que ha estado unos meses en un voluntariado en Costa Rica y desde su organización buscan alguien que le haga el relevo.

Escribo yo el post porque él ha perdido la cuenta de alumnos.upm.es, para cualquier duda o comentario su correo es arseruiz@gmail.com
*************************************************

Hola muchachada!

No os asustéis por la parrafada, ahí va un sucinto resumen, no hace falta leerla entera:

+ Oportunidad de voluntariado en Costa Rica
+ Enseñando computación (informática)
+ Alojamiento incluido
+ 4 meses (o más) a partir de junio
+ Viviendo al lado del mar
+ Trabajando con niños
+ 25 horas a la semana
+ Aprendiendo un huevo

Ya está, si no os interesa, podéis dejarlo aquí. En caso contrario, poneos cómodos, servíos un cafecito o algún refrigerio que os deleite especialmente y agarraos bien.

Como muchos ya sabéis, y para los que no lo supierais, ¡sorpresa!, llevo desde mediados de enero en Costa Rica trabajando como voluntario enseñando computación -informática en aquel lado del charco- a niños y adultos de un pueblito de la provincia de Guanacaste llamado Brasilito.

A finales de mayo tengo que volver a Madrid, y mi puesto queda libre, por lo que andamos buscando sustituto para el próximo (o próximos) cuatrimestres.

Se trata de un puesto de voluntario, esto es, no hay remuneración económica, pero sí que tenéis el alojamiento y los gastos de la casa pagados. Corre de vuestra cuenta el vuelo a Costa Rica y la comida. Si habéis visto oportunidades de voluntariado en Latinoamérica, es bastante chollo, muchas organizaciones COBRAN 500 o 600 dólares al mes a sus voluntarios. Sí, el mundo está bien jodido. Por eso hace falta gente con ganas de pelear y cambiarlo.

Si ya habéis tenido alguna experiencia como voluntarios, no os digo nada más. Si no, es una experiencia maravillosa. Uno siempre recibe mucho más de lo que da. Es duro al principio. Corrijo, es muy duro al principio, pero después te haces al entorno, la gente te acoge y la satisfacción de estar realmente ayudando es indescriptible (e impagable). Ahora añade las sonrisas de los niños y multiplica.

Brasilito es una comunidad pequeña, de unas quinientas personas, en un entorno paradisíaco, en una de las playas más bonitas de la costa del Pacífico, con vegetación y fauna exhuberante, noches estrelladas, atardeceres sobre el océano que quitan la respiración, familias desestructuradas, algunas en situación de pobreza o pobreza extrema, problemas serios de alcoholismo, drogadicción, violencia de género, maltrato infantil, analfabetismo, maltrato animal... El día a día de multitud de pueblos de esta curiosa y colorida región del mundo llamada Centroamérica.

Hace poco menos de cinco años un terremoto dejó el edificio de la escuela inservible, y durante más de tres años los niños de Brasilito no fueron a la escuela. Desde hace un año han vuelto a tener clases, aunque en condiciones algo precarias: apenas van 3 horas al día, y las "clases" son en el salón comunal: un edificio diáfano del tamaño de una cancha de baloncesto donde unos 80 niños de 6 a 12 años dan clase al mismo tiempo en grupos separados por biombos. Los profesores de la escuela hacen lo que pueden, pero si a lo aislado del entorno sumamos también los recortes en educación pública (¿os suena?), es difícil mantener la motivación, y el resultado es que la educación no llega igual.

Por eso desde hace 2 años Casa Brasilito ofrece clases de apoyo de inglés e informática para los niños, además otros programas educativos y de desarrollo comunitario: deportes, ajedrez, grupo de mujeres, banco de alimentos, asistencia psicológica, clases para adultos, talleres de sexualidad para jóvenes...

Casa Brasilito forma parte de una organización más grande llamada Abriendo Mentes, una organización sin ánimo de lucro con sede en Estados Unidos y en Costa Rica, que lleva más de 7 años trabajando desde Potrero (la comunidad vecina).

Casa Brasilito es un equipo de aproximadamente 10 personas, más de la mitad voluntarios, de distintas nacionalidades, por lo que tendréis la oportunidad de practicar y mejorar vuestro nivel de inglés. Es necesario un nivel básico para optar al puesto.

¿Más detalles sobre el trabajo?
- Daréis clases a niños y adultos
- 3 grupos de niños de primero a sexto grado (de 6 a 13 años)
- 2 a la semana horas por grupo
- Clases de adultos: 4 horas a la semana
- Las clases son en el aula del parquecito, que ahora mismo cuenta con 7 "compus" (ordenadores)
- Os tocará mantenerlos presentables y arregarlos si "se friegan".
- Suele haber entre 5 y 10 niños por grupo, dependiendo de los horarios de la escuela (que cambian cada semana).
- Las clases de adultos están orientadas a personas que han tenido poco o ningún contacto con una compu.

Además podríais:
- Continuar con el curso de programación web para jóvenes.
- Ayudar a Kevin (un crack de los Estados) con las clases de ajedrez.
- Echar una mano con el club de surf, siempre hacen falta adultos que supervisen.
- Entrenar al equipo de fútbol de niñas.
- Ayudar junto con las mujeres del grupo en el banco de alimentos, clasificando, pesando y empaquetando.
- La lista continúa, pero con eso os hacéis una idea.

Esto es lo que estoy haciendo yo ahora mismo, pero aquí todo puede cambiar sin previo aviso ni razón aparente. El compromiso es para 25 horas a la semana, de lunes a viernes. Eso no cambia.

No se requieren conocimientos informáticos muy avanzados. Muchos de los niños no saben leer, y lo que más necesitan es que los quieran. Se trata de que tengan un espacio donde aprender y jugar, y tener la oportunidad de pasar tiempo en un ambiente distinto al de la calle.

Sí que hacen falta muchas ganas y mucha iniciativa. Nada es como uno se imagina, y nada sale como se ha planeado, siempre hay que echarle imaginación. Todo esta por hacer, pero eso significa que podéis poner en marcha cualquier idea que se os ocurra y verla despegar. Si os va la marcha, aquí no os vais aburrir.

Además Raúl, el coordinador de tecnología de Abriendo Mentes, es un chaval majísimo que os va ayudar con las clases y todo lo que necesitéis. La directora de Casa Brasilito, Kirsti, es también una persona encantadora -como buena canadiense-, y accesible, con quien se trabaja de maravilla.

Aunque el trabajo con los niños requiere mucha energía, vais a tener mucho tiempo libre -una de las ventajas de vivir en el medio rural- por lo que si tenéis algún proyecto o propósito personal, como aprender a tocar un instrumento, fotografía, otro idioma (u otro lenguaje de programación), haceros un curso a distancia (de verdad), escribir un libro (o un blog), o simplemente leer más, es la ocasión perfecta. Todo eso se hace mucho mejor con el mar de fondo. Se puede aprovechar para viajar y conocer la diversidad de Costa Rica (que da para otra parrafada similar), Nicaragua, Panamá... Aunque eso dispara el presupuesto del voluntario, claro está.

Si estás en ese momento -que por lo visto puede durar unos cuantos años- en que te planteas qué carajo quieres hacer con tu vida, ésta es una oportunidad maravillosa para participar en un proyecto muy bonito y tomar contacto con la realidad de América Latina, por desgracia muy similar a la realidad de la mayoría de las personas del mundo en el que vivimos. No es seguro que encuentres las respuestas, pero empezarás a plantear las preguntas de otra forma bien distinta. Los retos son muchos y complejos, y la experiencia de afrontarlos te hará crecer como persona mucho más de lo que puedas imaginar.

Tan sólo una advertencia: esto engancha, y mucho.

Es probable que tras unos meses viviendo al lado del mar y enseñando a los niños no quieras volver, es algo que le ocurre a la mayoría de las personas que por una u otra razón vienen a parar a este bello rincón del mundo. Pregunta lógica: ¿Y entonces por qué te marchas tú? Respuesta: Yo vuelvo a Madrid porque (en buena hora) me comprometí personalmente, y últimamente estoy cumpliendo las promesas que hago, pero no creo que éste sea mi último "invierno" (a 28 grados) en Brasilito.

Y ya está bien por hoy, espero que os animéis. Ahí va el enlace donde podéis inscribiros, la oferta está en el aparado de "Practicas":

http://abriendomentes.org/es/unete/

Curraos bien la solicitud, mucho ánimo y no dudéis en escribirme si tenéis cualquier duda. Os agradecería enormemente si le podéis dar difusión.

Besitos de maracuyá

Arse